¿Tu negocio dropshipping no funciona? Claves para mejorar

 

He visto por algún que otro foro que muchos tienen problemas en los inicios y no consiguen detectar cuáles son los fallos que impiden un buen crecimiento del negocio. Casi siempre, tenemos el problema en frente de nuestras narices, pero no nos damos cuenta, siendo la solución más fácil de lo que parece. En este artículo, te ayudamos a mejorar y corregir los fallos de tu negocio e-commerce dropshipping.

  1. Cuotas adicionales de dropshippers

Es el caso de algunos proveedores que no dejan ver su catálogo de productos sin pagar un precio determinado. Esto es una trampa muy habitual que, además, nos ayuda a descartar el proveedor por tener una apariencia sospechosa. Ten claro que el proveedor dropshipping no te tiene que cobrar ninguna cuota extra por ver su catálogo, si lo hacen ¡Hasta luego, Lucas!

  1. Presta atención a los detalles

Aquí entra todo lo que tiene que ver con aduanas, envíos, forma de actuar por parte del dropshipper, etc. Estudia bien todos los detalles de la relación contractual que vas a tener con el proveedor, puedes probar a pedir a tu propia tienda online un pedido que vaya dirigido a tu casa, para así probar cómo funciona el dropshipper y si se puede confiar en él o no.

  1. Conoce el negocio

Si has empezado un negocio dropshipping sin tener ni idea de cómo funciona, te vas a dar contra la pared. Este tipo de negocio funciona de forma distinta y hay que tener en cuenta todas las particularidades que conlleva. Estaría bien que hicieras cursos sobre dropshipping, e-commerce y todo lo que rodea a este circo, que no es poco que digamos.

  1. Estudia la empresa con la que vas a trabajar

Antes de lanzarte a la piscina con un “socio”, analiza bien cómo trabaja la empresa, si es la que debes elegir, si es la que más ventajas te ofrece o la mejor para el presupuesto que manejas. No puedes empezar este camino con una empresa cualquiera, sino conoce los servicios de varias y, luego, toma una decisión. Cambiar el rumbo si no van bien las cosas, es difícil.

  1. Pondera

Cuando estés buscando una empresa, encontrarás ofertas muy atractivas y que te harán pensártelo una y otra vez. Hay empresas que regalan el envío, pero tarda un poco más que otras que actúan de forma urgente, permitiendo al cliente que tenga el pedido al día siguiente de su compra por internet. Deberás decidir qué es lo que quieres hacer y qué te viene mejor.

  1. Informa al cliente en todo momento

Tener una tienda online con poca información sobre la empresa causa desconfianza en el cliente, lo que se traduce en pocas ventas. Nadie querrá comprar en tu web si no les informas adecuadamente de tus servicios, de quién eres y del negocio. No mientas porque es un error garrafal, aclara cómo actúa tu negocio o cómo funciona, ya que la transparencia es lo primero.

  1. Juega tus cartas a un solo palo

Es una buena forma de empezar un negocio e-commerce, enfocarte a un producto concreto y elaborar un catálogo en torno a él. De nada te sirve vender de todo, no te ayudará ofrecer más productos. Haz las cosas bien y empieza por un producto concreto, si te va bien, siempre tienes la posibilidad de expandirte en el sector del mismo o tirar por otro lado.

  1. El cliente es lo primero

Así ha llegado donde ha llegado Amazon ¿Quieres llegar al mismo sitio? Es así como lograrlo. El cliente es la máxima prioridad, por encima del precio y de todo; por tanto,  mima bien al cliente y volverá.